El problema de El zoológico

Estándar

La conclusión a la que llegué en esta actividad fue 9 pandas.  La verdad es que para resolverlo no hice ecuaciones o algo por el estilo, sólo fui discriminando números conforme leía las pistas y me dio el nueve.

Le pregunté a un compañero y él lo resolvió con una ecuación muy compleja que me enredó, pero llegó a la misma conclusión.

Anuncios

Lectura y escritura exploratoria

Minientrada

El pensamiento crítico, creativo y reflexivo en la educación

Karina Morgan

Introducción

La educación en México ha sido concebida de distinta manera a lo largo de la historia, sea de acuerdo con la política educativa que rija en el momento, sea por los ideales de quienes la han impulsado, pero siempre se ha visto involucrada en reformas, para bien o para mal, que han derivado en un cambio.

Actualmente, muchos maestros están conscientes de la importancia que tiene el promover en los niños el desarrollo de este tipo de pensamiento debido a que esto les ayuda a los alumnos a reflexionar con otra perspectiva el futuro de su sociedad, y sobre todo les abre paso a la libertad, puesto que al tener un pensamiento crítico, creativo y lógico los niños se vuelven autónomos y  no tan fácilmente se dejan seducir por lo que no esté de acuerdo con sus convicciones.

 

Desarrollo

En la actualidad, el papel pasivo de los alumnos en su proceso de aprendizaje se ve evidenciado en la manera como reciben la información sin procesarla ni analizarla perdiendo su objetivo y productividad. De ahí que las herramientas que ofrezca el docente a los estudiantes en el proceso de enseñanza sean fundamentales para el desarrollo de las habilidades que le permitan ampliar su pensamiento. La necesidad de buscar nuevos métodos que garanticen el aprendizaje a todos los niños exige atender a las diferencias específicas, buscando una adecuación a las muy diversas capacidades e intereses de los alumnos.

La mayor complejidad por la que día a día transita la sociedad ha contribuido a que se imponga y generalice la escolarización universal y obligatoria, pues los objetivos educativos mínimos exceden con mucho las posibilidades de la familia o de los núcleos sociales más próximos, ya que una serie de factores han contribuido a debilitar la idea generalizada de la educación formal como el mejor camino para alcanzar una educación de calidad, la movilidad social y la superación de la pobreza (…) la expansión de la cobertura escolar ha generado un nivel cada vez más alto de educación promedio (…) La Cepal señala que el capital educativo mínimo, en términos de acceso al bienestar y al correspondiente ingreso laboral, demanda completar el ciclo secundario y cursar como mínimo doce años de estudio” (J. Rivero, 2007: 73).

Asimismo, esa complejidad y la permanente transformación que la acompaña ponen en cuestión cuáles son esos objetivos mínimos que deben tomarse en cuenta para crear seres con habilidades de pensamiento crítico, creativo  y lógico.

En este sentido, se puede decir que la complejidad del mundo en que hoy se vive va en aumento, sin embargo, parece que los esfuerzos realizados en el campo de la educación siempre se van quedando algo cortos o llegan siempre un poco tarde.

Como bien se sabe, la tarea educativa reviste gran importancia para la sociedad en que  se vive, ya que brindar educación de calidad a los niños y jóvenes es fundamental pues les permitirá aprender, conocer y comprender las cosas que suceden en el mundo. También es importante para que puedan desarrollar la inteligencia, la creatividad, compartir una cultura, respetar las diferencias, escuchar, dialogar y participar  junto a otros niños.

Y aun así, se puede observar hasta en la mejor escuela, pública o particular, cuyos métodos se dicen innovadores, que permea esta situación en la cual no se logra desarrollar un aprendizaje reflexivo y mucho menos el pensamiento crítico, creativo y lógico en los niños, pues son elementos que van de la mano.

De acuerdo con Bornstein (1990) “la idea de una filosofía para niños y de los niños o hecha por niños no es una cuestión absurda o ridícula ni tampoco un tema para ser tomado a broma”. Los niños pueden hacer filosofía, o más exactamente, que los niños hacen un tipo concreto de filosofía. Y además, que es deber, de los padres y de los maestros potenciar esta labor en lugar de asfixiarla y anularla. “Los niños deben hacer filosofía, pero no una filosofía como transmisión de contenidos más o menos históricos o convencionales, sino que más bien se trata de una filosofía en su sentido más auténtico y originario; filosofía como investigación, como cuestionamiento de la realidad y del mundo, como pregunta”  (Bornstein, 1990).

Lipman realizó una conexión entre la filosofía aplicada y el pensamiento crítico, hecho que ha tenido gran impacto en problemas relativos a la educación, la justicia o la política. Particularmente, en la educación puso el mejor ejemplo para aplicar el pensamiento crítico enmarcado en la filosofía para lograr en los estudiantes la mejora de las capacidades de razonamiento; así, la filosofía para niños que propone Lipman pretende formar alumnos capaces de filosofar, de pensar por sí mismos.

Conclusión

El método de indagación filosófica ayuda al niño a construir sus propios razonamientos con base en su experiencia, lo cual lo hace el mejor recurso que contribuye en el desarrollo del pensamiento crítico, creativo y lógico de los alumnos.

Por esta razón, considero que las instancias que dirigen y organizan las tareas educativas, como lo es la Secretaría de Educación Pública (SEP) a nivel federal y la Secretaría de Educación de  Veracruz (SEV) en el estado,  tienen en sus manos la oportunidad de proponer cambios en la formación de los educandos que asisten a las instituciones de Educación Básica (Preescolar, Primaria y Secundaria), para brindar una educación de calidad, que responda a las necesidades actuales en todos los ámbitos. Si bien es cierto, el docente, al momento de organizar su trabajo, reflexiona sobre estas necesidades, la diversidad de tareas que debe cumplir le obliga a jerarquizar sus actividades, priorizando el programa académico aplicándolo casi de forma automática, sin propiciar un aprendizaje reflexivo. Por ello, uno de los cambios que es imperioso llevar a cabo es el de modificar  la concepción que se tiene acerca de cómo se enseña actualmente en las escuelas, no importa si son de carácter público o particular, ya que, pese a las grandes reformas que se le han hecho al Sistema educativo mexicano se continúan llevando a cabo prácticas tradicionalistas en detrimento del desarrollo del pensamiento crítico y lógico en los alumnos.

 

Comentario ¿Porqué elegí este tema y de dónde partí?

Bueno, mi elección al respecto fue porque las habilidades de pensamiento crítico siempre se me han hecho muy interesantes, sin embargo no se les da la importancia que se merecen, sobre todo en la escuela que es el lugar donde el niño debe ser orientado adecuadamente en el desarrollo de un pensamiento crítico y creativo.

Partí de lo que observo cada día –al menos acá en mi comunidad- los niños y adolescentes tienen dificultades para pensar críticamente, y no precisamente para tener un pensamiento crítico, tan sólo para tener un poco de intuición, considero que esto se debe a que se encuentran imbuidos en las TIC, pero no les sacan provecho, sólo se la pasan jugando, explorando o enviando mensajes.

 

Bibliografía

Bornstein Lago, Juan Carlos.  1990. Aprender a pensar nº 1, Revista Internacional de los Centros de Filosofia para Niños y para Crianças.  Madrid.

Delors, Jacques. 1996. La educación encierra un tesoro, Santillana, Madrid.

Lipman, Mathew. 1997. Pensamiento complejo y educación, Ediciones De la Torre, Madrid.

________. 1992. La filosofía en el aula, Ediciones De la Torre, Madrid.

Nickerson, R.S.; Perkins, D.V. y Smith, E.E. 1987. Enseñar a pensar. Aspectos de la aptitud intelectual. Paidós/MEC. Barcelona.

Pérez Gómez. 1992. “Los procesos de enseñanza-aprendizaje: análisis didáctico de las principales teorias del aprendizaje” en El niño y el proceso de construcción del conocimiento. Universidad Pedágogica Veracruzana, Xalapa, Veracruz.

http://www.fpnmexico.org

http://www.filosofiaparaninos.org

Tecnología en educación ¿la automatiza o humaniza?

Estándar

Innovación Educativa

Á l’École. By Villemard. Fuente: Galería Virtual de la biblioteca Nacional de Francia. http://expositions.bnf.fr/utopie/feuill/index.htm Á l’École. By Villemard. Fuente: Galería Virtual de la biblioteca Nacional de Francia. http://expositions.bnf.fr/utopie/feuill/index.htm

La tecnología fue el principal impulsor en la evolución de la sociedad agrícola a la industrial. Comenzó sustituyendo la “fuerza bruta” del hombre para continuar con la automatización de procesos. El lema principal era hacer productos buenos, bonitos y baratos pero, eso sí, todos iguales.

Una de las tecnologías surgidas en la sociedad industrial fue el ordenador. Esta máquina trabajaba con información, por tanto podía sustituir lo que en ese momento se consideraba “trabajo inteligente” y automatizarlo.

Con todo esto, no es extraño que cuando se comenzó a aplicar el ordenador en la educación muchas personas pensaran que lo que se pretendía hacer era automatizar la educación. Digo que no es de extrañar a la vista de la litografía de Villemard que en 1910 veía la educación automatizada (imagen que ilustra este post) que predecía que…

Ver la entrada original 273 palabras más

El conocimiento: ¿conoce el profesorado su materia prima de trabajo?

Estándar

Innovación Educativa

conocimiento

Tanto el profesorado como el alumnado trabajan con conocimiento, es su materia prima de trabajo. Sabemos mucho de paradigmas de aprendizaje e incluso de innovación educativa. Pero ¿conocemos nuestra materia prima de trabajo?

El conocimiento, al igual que cualquier otro material, tiene unas características que lo definen. Si deseamos trabajar con conocimiento debemos conocer esas características. Mucho profesorado transmite información, pero no crea conocimiento. Para crearlo el primer paso consiste en conocer lo que diferencia el conocimiento de cualquier otro elemento, incluso de la información.

Las principales características del conocimiento son:

Sinergético. Significa que cuanto más conocimiento utilizamos más conocimiento tenemos (si el dinero fuese sinergético significaría que cuanto más gastamos más tenemos). Esto equivale a decir que:

Compartir conocimiento contribuye a mejorarlo

Utilizar conocimiento contribuye a que se genere más conocimiento

El conocimiento no se agota al transmitirlo.

Colaborar en su creación lo perfecciona.

Dinámico. El conocimiento evoluciona…

Ver la entrada original 183 palabras más